Waivers o "Perdones"

Los “waivers”, comúnmente llamados “perdones”, pueden ser presentados ante un juez de inmigración en procedimientos en la Corte de Inmigración (deportación o remoción), en los consulados o embajadas americanas en el extranjero, e incluso en aquellos casos en que la persona ingresó ilegalmente a los Estados Unidos. Aún cuando incialmente un agente del gobierno determinara que una persona es inadmisible, puede haber un perdón disponible para esa persona que le permitiría permanecer en el país legalmente. También hay perdones disponibles para ciertos delitos, entre ellos el fraude. La concesión de un perdón permitirá al individuo permanecer en los EE.UU. (si es que ya está en el país), o entrar legalmente y permanecer de esa forma mediante proceso consular.

La elegibilidad para un perdón depende de muchos factores. Los hechos del caso, la gravedad de la infracción (la comisión de un delito, si aplica), que la persona ya sea un residente permanente de EEUU, y el "buen carácter moral" de la persona, son algunos de los factores que serán considerados. La mayoría de los perdones requieren que solicitante tenga un familiar inmediato que sea ciudadano estadounidense o residente permanente de los EE.UU. y que se pruebe que ese familiar sufriría un "sufrimiento o dolor extremo " si al solicitante no se le permite permanecer o entrar en los EE.UU. Un análisis de los hechos específicos del caso se requiere para determinar si este remedio de ley está disponible para un individuo y los requisitos que hay que cumplir.