Defensa en casos de Detención y Deportación

Cuando un extranjero ha sido detenido y/o puesto en proceso de deportación o remoción, hay muchas opciones que deben ser exploradas. Dichas opciones van a depender en ocasiones de los hechos del caso particular y las circunstancias que llevaron a la detención del individuo. A continuación se muestra una lista de posibles remedios o acciones que se pueden tomar en nombre de dicha persona.

Asilo, Suspensión de Deportación y CAT

Si una persona extranjera ha sido perseguida o tiene un miedo de persecución futura por motivos de su raza, religión, nacionalidad, opinión política o pertenencia a un grupo social particular él o ella puede solicitar asilo. Un análisis oportuno de los hechos y las circunstancias de su caso es crucial. Cuando el individuo no ha presentado una solicitud de asilo a tiempo o cuando los hechos particulares del caso (como la existencia de una condena penal) le hacen inelegible para asilo, aún puede ser posible establecer que es "más probable que no" que su vida o su libertad peligre en su país de origen a causa de uno de los factores. De ser así, el remedio que aplicará es la Suspensión de la Deportación.

Apelar a la Junta de Apelaciones de Inmigración (BIA)

La parte que desee apelar la decisión del juez de inmigración puede presentar una apelación ante la BIA en el plazo previsto para ello, que es generalmente de 30 días a partir de la fecha de la decisión. De haberse emitido una decisión en su contra en su caso, es una buena idea buscar el consejo de un abogado para determinar si es posible apelar esa decisión.

Audiencia para Libertad Bajo Fianza

Aquellos extranjeros que han sido detenidos pueden solicitar que se les libere bajo fianza mientras el caso está pendiente en corte. Los hechos de su caso en particular son cruciales para hacer una determinación de este tipo. Programe una consulta con la abogada para evaluar si existen posibilidades para ello. Una visita al centro de detención es a veces la mejor manera de determinar si se puede pedir fianza. De ser liberado bajo fianza, el individuo tendrá que pagar la cantidad fijada por el juez y cumplir con todas las condiciones de la liberación, las que podrían incluir quedar bajo supervisión.

Cancelación de Remoción (para residentes permanentes y para ilegales)

Este remedio está disponible ante un juez de inmigración. Si usted es un residente permanente, los requisitos serán diferentes a si no lo es. Debido a que un juez determinará en su discreción el conceder o negar este beneficio, es importante que los clientes proporcionen tanta evidencia como lo requiera la abogada. Evidencia de buen carácter moral, los lazos comunitarios y familiares, y la presencia física del extranjero en los Estados Unidos por más de 10 años son factores que pueden inclinar la balanza a favor de un candidato. Si el juez le concede el beneficio de cancelación de remoción, se le otorgará la residencia permanente.

Mociones de Reapertura y/o Mociones de Reconsideración

De surgir nueva evidencia que pudiera cambiar el resultado del caso, se puede presentar una Moción de Reapertura y/o una Moción de Reconsideración ante la Corte de Inmigración, la Junta de Apelaciones de Inmigración (BIA), el Servicio de Ciudadanía e Inmigración de Estados Unidos (USCIS), la Oficina de Apelaciones Administrativas (AAO), o incluso ante los consulados de Estados Unidos en el extranjero. Como generalmente este tipo de moción tiene que ser presentada dentro de cierto término, se requiere acción casi inmediata después de que se hubiera emitido la decisión adversa. Si su caso ha sido denegado, contáctenos para que podamos evaluar los hechos y determinar si hay probabilidad de que con la presentación de una de estas mociones su caso pueda tener un resultado diferente.

Suspensión de la Deportación

En ciertos casos se puede detener una orden de deportación o remoción mediante la presentación de una solicitud ante la Oficina de Ejecución y Deportación (ICE-ERO). La solicitud de suspensión de la deportación requiere la presentación de evidencia que apoye su solicitud. Dada la naturaleza de esta solicitud, es conveniente contratar a un abogado para la presentación del mismo. Debido a que la aprobación o denegatoria queda dentro de la discreción de la agencia gubernamental, no es posible apelar una denegatoria de una suspensión de la deportación.